WANDRA

Cuenta la leyenda que en esta tierra montañosa Colombiana bendecida por el creador, habitaban nuestros antepasados indígenas Embera Chamí. Sus chamanes Jaibanás, conocedores del poder mágico espiritual marcaron sobre la piedra para que no lo borrara el tiempo, el lugar sagrado justo donde sus Wandra espíritus del bosque, madre de los animales y las plantas; les indicaron que crecerían las mejores semillas y esa marca es hoy el logo que identifica este exquisito café que cosechamos con dedicación y amor.

El pacto se ha mantenido a lo largo de los siglos en estas tierras generosa y fértiles en el municipio de Támesis – Antioquia donde cultivamos este café especial, prueba del legado ancestral. Castillo de Wandra, es la combinación ideal de nutrientes, mezcla de aromas y sabores que, sumados a la selección especial de los mejores granos, dan como resultado un producto de intenso aroma, gran suavidad y excelente calidad.